Cómo prevenir el estrés laboral

Obtén el mejor recurso humano

Por: Guadalupe Ordonez

Portada de la publicación

Desenvolvernos profesionalmente es uno de los pilares de nuestras vidas, además de que nos permite obtener ingresos y lograr nuestras metas personales, sin embargo no todo es color de rosa ya que también puede generarnos problemas emocionales con el ritmo acelerado de vida que llevamos, desatando ansiedad y depresión a causa del estrés laboral por lo que es mejor anticiparse al problema y prevenirlo.

Podríamos imaginar que el estrés es causado por el exceso de trabajo, pero un trabajo poco productivo también puede tornarse estresante. Es por ello que lo más importante para iniciar un cambio es: cambiar de actitud. Sabemos que las cosas no cambian de un día para otro, pero se debe contar con la disposición para ello; sólo así podremos hacer un plan y situarnos en condiciones para controlarlo y modificarlo.

¿Cuál es el plan?

Analiza tu estrés: Busca detectar las causas que provocan el estrés, cuándo y cómo es que aparece. Sin duda, esto nos ayudará a saber qué situaciones, actividades y personas lo provocan. Ante situaciones incómodas nos es fácil perder la cabeza, sin embargo  percatarnos y reflexionar sobre ello se ha de volver una de nuestras tareas.

Maneja tus emociones: Manejar inteligentemente nuestras emociones nos da utilidad para no reprimir y conocer nuestros verdaderos sentimientos. El manejo emocional puede ser una fuente de motivación a la hora de enfrentarnos a alguna situación que no nos agrade.

Sin duda llevar una vida plena exige un control inteligente de las emociones. Para actuar sobre las causas se debe analizar la situación por completo y evaluar si nuestras conclusiones son reales o estamos dejando que el pesimismo nos aseche, debemos tomar en cuenta que nuestro estado de ánimo puede influir de manera directa en nuestros pensamientos y en el modo de percibir las cosas.

Te recomendamos leer:

La relevancia de las competencias blandas y su impacto en los futuros egresados de las Universidades

Las habilidades blandas o soft skills se relaciona con la forma en que se interactúa con otras personas, es decir, esa capacidad de relacionarse con los demás.

Un millonario con suerte

Este fin de semana tuve la oportunidad de ir al cine con mi madre, y escogimos una película que no sabía que me dejaría tan buen sabor de boca, pues de todo se aprende.

Evita una crisis nerviosa en el trabajo

En el día a día de dentro de nuestro trabajo, experimentamos estrés y debemos encontrar la manera de desahogarlo o puede causar estragos en nuestra salud.