Cómo sobrevivir las fiestas laborales

Sin categoría

Por: Nicté Trujillo

Portada de la publicación

Con el cierre de año también llegan las fiestas en el trabajo, que pueden ser una oportunidad para hacer nuevos amigos o una receta para hacer un desastre. Si bien son momentos para pasarla bien y convivir de manera relajada, es importante que tomes ciertas consideraciones para que tu comportamiento en la fiesta no afecte tus relaciones laborales ni la manera en que te ven tus compañeros.

Toma en consideración que sigue siendo una actividad de trabajo:

Lo más importante es tomar en cuenta que aunque todos estén más relajados y no estés en la oficina, debes seguir respetando las reglas de convivencia de tu empresa.

Averigua el código de vestimenta y si tienes derecho a invitar acompañantes:

Habla con quien esté organizando el evento para asegurarte de que cumplirás con los requisitos o restricciones del evento, así como para saber si puedes invitar a un acompañante, de manera que estés preparado para la ocasión. Puedes aprovechar la ocasión para manifestar tu estilo fuera del trabajo pero debes cuidar que no sean prendas ofensivas, sugestivas o inapropiadas para la ocasión.

Come un poco antes de llegar a la fiesta:

Aunque en algunas ocasiones te ofrecerán una cena tal cual, es probable que la mayoría de las veces sean solo bocadillos o aperitivos y esto puede contribuir a que el alcohol se te suba con mayor facilidad, por lo que puedes prever pasar hambre o emborracharte haciendo una comida ligera antes de llegar a la fiesta.

No seas el primero en llegar o el último en irte:

Es mal visto ser la primera persona que se presenta a la fiesta por lo que te sugiero que llegues pasada la hora citada. De esta manera evitarás estar solo en el evento o peor, ver cómo terminan de decorar el lugar. Por otro lado, es importante que te retires temprano; nada bueno puede suceder después de media noche cuando ya se han bebido demasiadas copas y el ambiente se ha ido transformando. Retírate antes de que suceda algo que dé de que hablar a todos la siguiente semana.

Cuida lo que publicas en redes sociales sobre el evento:
Pregunta a tus compañeros si están de acuerdo con que publiques fotografías de ellos, procura ser prudente con lo que digas del evento y nunca critiques a tus jefes o el evento, porque puedes perjudicar la vida profesional de tus compañeros o hasta ser despedido.

Acércate a las personas con las que menos convives:

Usa el ambiente en tu favor y toma la oportunidad para acercarte a alguien nuevo dentro de la compañía o alguien con quien no trabajas directamente. Evita las preguntas típicas o las conversaciones triviales, no temas preguntar algo más allá, que harán que la otra persona hable y puedas conocerle mejor. Busca una conversación honesta y grata para ambos.

Limita tu consumo de alcohol:

La influencia del alcohol en las personas puede causar muchos problemas en cualquier situación pero especialmente en una actividad de trabajo. Recuerda que al final del día sigue siendo parte de tu trabajo, aunque el ambiente esté relajado y no se note la jerarquía de la oficina en la fiesta. Evita ser la persona que cometa una imprudencia bajo la influencia del alcohol y dar de qué hablar al día siguiente en la oficina y limita lo que tomas.

Respeta el espacio personal de tus compañeros:

No porque estén en una fiesta es el lugar apropiado para acercarte a esa persona que te atrae, como si estuvieras en cualquier otro lugar. Debes seguir respetando las reglas de convivencia y asegurarte de no hacer sentir incómodo a nadie.

No pidas un aumento:

Es muy tentador que en medio del ambiente relajado y la celebración con los jefes, quieras abordar este tema pero es el peor momento para hacerlo. No solo te hará ver fuera de lugar sino que puede causar una molestia en tu jefe que después te cause problemas en la oficina. Si es algo que realmente te interesa, prepara tus argumentos y planea cómo lo harás, en horarios de oficina.

Agradece a los organizadores del evento:

Acércate a las personas que organizaron el evento y hazles saber que sus esfuerzos valieron la pena, dándole las gracias por todo lo que hicieron para que el equipo de trabajo pasara un momento agradable. Es importante reconocer a los que estuvieron involucrados ya que muchas veces invierten mucho en preparar el evento y no son reconocidos.

Todos estos consejos son para hacer que la convivencia sea amena, disfrutes del evento y no tengas ningún momento incómodo dentro de la fiesta o al regresar a la oficina. Recuerda que ser profesional no se acaba a la hora de la posada.

Te recomendamos leer:

Las oportunidades no se destruyen, sólo se transforman

Karla, es Licenciada en Mercadotecnia ha liderado distintos proyectos en una agencia, sin embargo, transcurrido el tiempo la vida y sus prioridades cambiaron, por lo que tuvo que cambiar de rumbo.

Cómo preparar tu CV

Si te dispones a crear tu Currículum Vitae, debes tomar en cuenta diversos aspectos del tipo y forma de contenido que incluyes en él.

Cuida tu reputación digital

En la actualidad, los reclutadores ya no están limitados a conocer a sus candidatos a través del currículum vitae que entregan.