Consejos para un amigo que trabaja

Futuro profesional

Por: Guadalupe Ordonez

Portada de la publicación

Para muchos profesionales su integración en el mundo laboral no ha sido fácil, no quiere decir que para todos sea así ya que todos enfrentamos distintos desafíos, algunos en la universidad, en el amor y la vida, pero sin duda formar a ser parte de un equipo de trabajo es algo que no se puede postergar y que se debe poner sobre la mesa para poder generar cambios sobre ello. A continuación te daremos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • No les agradarás a todos

Quizá caigas en la fantasía de que a todo mundo le agradarás y darte cuenta de que no es así puede llegar a ser muy duro, pero no a todos le agradarás y no todos te agradarán. Sólo te aconsejamos algo,  disfruta de conocer otras mentes y sus ideas porque eso te hará crecer personalmente y profesionalmente.

  • Sal de la capa de invisibilidad

Atrévete a correr riesgos. El ave en su nido no corre peligros pero tampoco vuela. Salir de nuestra zona de confort puede ser enriquecedor y llevarnos a descubrir nuestro liderazgo personal.

  • Tu trabajo sí vale

Es importante tomarnos en serio e incluso asignarle un valor a lo que hacemos aunque suene mal; somos poderosos pero primero debemos creérnoslo.

  • No estás solo, tienes aliados

Lejos del trabajo no olvides que tienes una vida. Tu familia, amigos y pareja son tus principales aliados y merecen tener un lugar respetable en tu vida social y emocional.

  • Ten un mentor en tu vida

Identifica a esa persona que te guía de manera generosa, no debe ser necesariamente algún compañero o tu jefe, puede ser un amigo  o el amigo de un amigo; alguien que comparte contigo sus experiencias e incluso sus derrotas y te ayuda a recorrer tu camino.

  • Todos nos equivocamos

Sentir esa emoción de culpabilidad por habernos equivocado nos invade de golpe, pero todos alguna vez nos hemos equivocado. Nuestras altas expectativas sobre nosotros mismos y la búsqueda de un perfeccionismo imposible puede ser dañino.  Tómate un tiempo, inhala, exhala y quítate la capa de superhéroe, no cargues con cosas demás y date la oportunidad de iniciar de nuevo.

Te recomendamos leer:

Reclutar… una labor de nunca acabar.

Velo como quieras, un ejercicio, una actividad, una pasión, lo que sea que es, el reclutar es importantísimo y fundamental en las empresas.

Haz de tus debilidades, fortalezas.

Al conocernos podemos realmente saber cuáles son nuestras debilidades y enfocarnos en cómo podemos transformarlas o emplearlas a favor.

Consejos para un amigo que trabaja

Para muchos profesionales su integración en el mundo laboral no ha sido fácil, no quiere decir que para todos sea así ya que todos enfrentamos distintos desafíos