El maltrato laboral

Sin categoría

Por: Guadalupe Ordonez

Portada de la publicación

¿Cuántas veces en la oficina tus compañeros de trabajo no han comenzado a bromear y de repente las cosas se comienzan a tornar violentas hacia algún compañero que se convierte en el centro de burlas, ya sea porque le dedica el tiempo que requiere a su trabajo y en ocasiones hasta un poco demás o porque su dedicación y esmero es sumamente reconocido por sus superiores?

Sabemos que muchas veces lo que comienza como un comentario “inocente” o un apodo tienen la finalidad de causar gracia, sin embargo, estas acciones pueden  ser el inicio o detonante de un conflicto laboral, ¿tan así? La respuesta es sí, ya que afecta directamente a la empresa y todos los que forman parte de ella generando:

  • Menos productividad en los colaboradores
  • Deseo en los colaboradores por querer cambiar de empleo
  • Negatividadad al clima laboral

Algunos ocasiones se cree o llegamos a creer que el maltrato laboral sólo se trata de hablar mal de alguien o insultarlo, pero no es así, no dejar que alguien participe o hacer menos su colaboración u opinión también es maltrato laboral.

¿Cómo actuar ante este tipo de situaciones?

  • Identificar el tipo de maltrato y reflexionar sobre los efectos que está teniendo en la víctima.
  • Hablarlo con la persona con la que se está teniendo el conflicto, en caso de que no esté funcionando, acudir a un superior.
  • Jamás recurrir a la venganza, empeorará la situación e incluso puede llegar a ser perjudicial para el afectado.

Te recomendamos leer:

Haz de tus debilidades, fortalezas.

Al conocernos podemos realmente saber cuáles son nuestras debilidades y enfocarnos en cómo podemos transformarlas o emplearlas a favor.

Alcanza tus propósitos este año nuevo

Con el fin de año llega la lista típica de propósitos que nos ponemos pero que luego abandonamos unos cuantos meses a la llegada del año nuevo.

Frases que debes evitar con tu jefe

Es muy importante que cuides la manera en que te expresas en el ambiente laborar, no solo con tu jefe sino con tus compañeros, clientes y proveedores.