El maltrato laboral

Sin categoría

Por: Guadalupe Ordonez

May 8, 2021

Portada de la publicación

¿Cuántas veces en la oficina tus compañeros de trabajo no han comenzado a bromear y de repente las cosas se comienzan a tornar violentas hacia algún compañero que se convierte en el centro de burlas, ya sea porque le dedica el tiempo que requiere a su trabajo y en ocasiones hasta un poco demás o porque su dedicación y esmero es sumamente reconocido por sus superiores?

Sabemos que muchas veces lo que comienza como un comentario “inocente” o un apodo tienen la finalidad de causar gracia, sin embargo, estas acciones pueden  ser el inicio o detonante de un conflicto laboral, ¿tan así? La respuesta es sí, ya que afecta directamente a la empresa y todos los que forman parte de ella generando:

  • Menos productividad en los colaboradores
  • Deseo en los colaboradores por querer cambiar de empleo
  • Negatividadad al clima laboral

Algunos ocasiones se cree o llegamos a creer que el maltrato laboral sólo se trata de hablar mal de alguien o insultarlo, pero no es así, no dejar que alguien participe o hacer menos su colaboración u opinión también es maltrato laboral.

¿Cómo actuar ante este tipo de situaciones?

  • Identificar el tipo de maltrato y reflexionar sobre los efectos que está teniendo en la víctima.
  • Hablarlo con la persona con la que se está teniendo el conflicto, en caso de que no esté funcionando, acudir a un superior.
  • Jamás recurrir a la venganza, empeorará la situación e incluso puede llegar a ser perjudicial para el afectado.

Te recomendamos leer:

Técnicas para facilitar el trabajo remoto o home office.

El trabajo remoto es algo que se está convirtiendo en algo muy común.

Construye un ambiente de trabajo inclusivo

Para que tu equipo de trabajo esté bien integrado y se sienta seguro, es importante promover un ambiente de respeto y aceptación independientemente del género, raza, orientación sexual o discapacidad.

Controla tus antojos azucarados

Si durante tu jornada laboral consumes con frecuencia alimentos dulces o con harinas refinadas, puedes tener una adicción al azúcar y no saberlo.